Trucos infalibles para ocultar las primeras canas

La melanina es una sustancia que se encarga de dar color al cabello y es la responsable de que el pelo pierda su tono. Las canas pueden aparecer en cualquier momento, generalmente alrededor de los 30 años.

El crecimiento de las canas es un fenómeno natural, que implica un cambio físico normal en el tiempo, además de la incidencia de algunos factores genéticos que pueden influir en cuánto más tarde o temprano aparezcan las canas.

Lo que le da color natural al cabello es la melanina que se produce en los folículos y es absolutamente normal que con el paso de los años, el cuerpo tienda a producir menores cantidades. Eso hace que comience a agrisarse, pero teniendo en cuenta algunos pocos consejos es posible retrasar su aparición:

#1 ¡Arrancar el problema de raíz!

“Si te sacás una cana, te nacen cuatro” o siete, depende de quién quiera contar el dicho. El caso es que por alguna extraña razón esta frase ha ganado veracidad, aunque está muy lejos de la realidad. Las canas no se multiplican por esa razón, sino por otras variadas razones, fundamentalmente por la falta de melanina. Pueden arrancarse, pero con cuidado para no dañar los folículos.

#2 Cambiar la dieta

Nuestra alimentación también tiene repercusiones sobre el cabello. Vegetales de hoja verde, tomates, uvas y cítricos, así como los porotos, aportan folato y vitamina B-12, que nutren el cabello previniendo la aparición de nuevas canas.

#3 Repensar el estilo de vida

El estrés, el cigarrillo, las bebidas alcohólicas y el sedentarismo también sacan canas. Estar estresado o ansioso no deja dormir bien por las noches y eso hace que el cuerpo no pueda recuperarse y producir lo que necesita.

4# Masajes

Un masaje diario al cuero cabelludo puede hacer milagros, ya que activa la circulación, permitiendo que el cabello esté más fuerte y genere las sustancias que necesita para eliminar las canas.

5# Modificar la alimentación

La alimentación es la clave de la salud de todo el cuerpo, para evitar las canas se recomienda reducir o eliminar:

  • la cafeína.
  • el alcohol
  • las frituras
  • comidas picantes y ácidas.

Además es necesario hacer algunos cambios en la dieta diaria:

  • consumir más agua para hidratar al cuerpo y por lo tanto a la raíz del cabello.
  • incluir alimentos con yodo, como las zanahorias y las espinacas, imprescindibles a la hora de prevenir las canas.

 

Fuente: imujer.com