Sencillos tips de belleza para resolver en casa.

No siempre tenemos el tiempo o el dinero suficiente para recurrir tanto como quisiéramos a spas y salones de belleza, por suerte existen varios tratamientos de belleza caseros y muy ingeniosos para mejorar nuestra rutina diaria y lucir radiantes en todo momento.

Gel para el cabello: Los geles para el cabello suelen ser ideales para organizar mejor nuestros peinados y darle una mejor forma a nuestro pelo. Sin embargo, muchos geles tienen químicos muy fuertes y pueden acabar debilitándolo al punto de hacerlo caer. Para conseguir el mismo efecto del gel pero sin correr riesgos, utiliza un poco de gelatina sin sabor disuelta en agua y aplícala sobre tu cabello, desde la mitad hasta las puntas. Si tu cabello es rizado, apriétalo para darle movimiento.

Loción humectante: Una alternativa diferente para hidratar tu piel e incluso el cabello, es la leche de coco. Este producto natural tiene propiedades calmantes y ayuda a hidratar profundamente la piel para prevenir sequedad y otros problemas, además de ser mucho más económica que los carísimos cosméticos del mercado. Simplemente debe aplicarse por toda la piel antes de ir a dormir, sin enjuagarla.

Tratamiento para granos: Los granos son una de las peores alteraciones en la piel y nos pueden afectar en cualquier momento. Para deshacerte de ellos, simplemente aplicá una mascarilla de yogur natural todas las noches antes de acostarte, dejala secar durante la noche y retirala al día siguiente. El yogur tiene ácido láctico y probióticos que ayudan a reducir la inflamación y el tono rojizo causado por el grano.
Vaselina para tu rutina: Un producto tan económico como la vaselina te puede ayudar todos los días a hidratar la piel, los labios, fortalecer las pestañas e incluso desmaquillarte. Simplemente hay que aplicarla directamente en la zona deseada.

Fortalecer y cuidar las uñas: Para las uñas frágiles, quebradizas y manchadas, simplemente deben sumergirse en jugo de limón o en un poco de aceite de oliva, durante 5 minutos, todos los días.
Pestañas sedosas: Para tener unas pestañas más sedosas y largas, aplicate todas las noches un poco de aceite de oliva desde la raíz hasta las puntas.

Cabello libre de grasa: Para una melena más suave, exprimí el jugo de cuatro limones y disolvelo en dos litros de agua. Luego enjuagate el pelo con este líquido y vas a notar los cambios en muy poco tiempo.
Cerrar los poros de la piel: Para cerrar los poros de la piel y prevenir los molestos puntos negros, simplemente mezclá el jugo de media naranja con medio vaso de agua mineral y extendé el jugo por todo el rostro.
Prevenir las arrugas: Si estás preocupada por la posible aparición temprana de arrugas, rallá una papa cruda y mézclala con té de manzanilla. Aplicá la pasta resultante por todo el rostro y dejala actuar durante 15 minutos.

Fuente: Mejor con Salud