Las peores cosas que podes hacerle a tus manos

Seguro que te das una idea de cómo hacer para que tus manos se vean bien: hidratadas, más jóvenes. Pero ¿sabías que las mismas cosas que haces a diario podrían dejar a tus manos secas y agrietadas?

Lavar las manos con agua caliente: es cierto que cuando tenés frío, por ejemplo, lavarte las manos con agua caliente puede ser todo un gusto e incluso puede que creas que te ayuda a tener las manos más limpias. Pero la realidad es que el agua caliente hará que tus manos se sequen antes, ya que la piel elimina la capa protectora que tiene.

Exfoliar con demasiada frecuencia: exfoliar las manos es ideal para mantenerlas sanas, eliminar la piel seca y muerta, pero hacerlo con demasiada frecuencia puede destruir la capa protectora de la piel que tus manos necesitan para estar protegidas del frío y otros elementos externos. Si querés exfoliar tus manos, lo ideal es hacerlo una vez por semana, dos como mucho.

Morderse las uñas: morderse las uñas no sólo destroza una bonita manicura, sino que también puede conducir a una infección de la piel alrededor de las uñas y hacer que te enfermes (cuando te mordés las uñas estás ingiriendo gérmenes que se quedan atrapados debajo). Además, puede atrofiar el crecimiento y que queden deformadas.

Salón de manicuría: algunos salones no son tan limpios como parecen. Las herramientas que utilizan para cortas las uñas y los callos pueden rayar y dañar tu piel, e incluso hacerte sangrar. Y estos cortes pueden hacer que la piel se infecte. Si querés ir al salón de una manicura asegurate que las herramientas que utilizan son de calidad y que el trato que hacen con tus manos sea suave y agradable.

Desinfectante de manos: el alcohol en los desinfectantes de manos se pueden utilizar para conseguir unas manos perfectamente limpias, pero también las seca con el tiempo. Lo aconsejable sería que en el lavado diario se utilice un jabón hidratante, pero si querés usar desinfectante que sea con productos que no contengan alcohol.

Fuente: imujer.com