Beneficios del ejercicio físico en la salud

Los beneficios del ejercicio físico sobre la salud constituyen una amplia gama de mejoras que nos permiten disfrutar de una mayor calidad de vida.

En los últimos años, debido a los numerosos e importantes beneficios que conlleva, y al riesgo que entraña el sedentarismo, el ejercicio físico y la vida activa se han definido como uno de los objetivos a desarrollar para un mejor funcionamiento de nuestra salud, tanto física como mental.
Por lo general, un adulto debería realizar unos 30 minutos de actividad moderada como puede ser dar un paseo o caminar, durante todos los días de la semana, y al menos unos 20 minutos de actividad más elevado por lo menos tres días a la semana. Aunque para personas más sedentarias, también podría ser menos beneficioso realizar menos ejercicio físico.

¿Cuáles son los principales beneficios del ejercicio físico?
En general, la práctica de ejercicio físico tiene un resultado muy positivo ya que, por ejemplo reduce la mortalidad. Según numerosos estudios, las personas que realizan una actividad física regular y moderada pueden incrementar dos años de su vida, mejorando también su calidad.
El ejercicio aeróbico, es decir, aquel que conlleva un incremento importante del consumo de oxígeno a lo largo de un período extenso de tiempo como correr, nadar, etc. Se ha relacionado con una mejora de la función cardiovascular y una disminución de padecer infartos de miocardio. Según diversos estudios científicos, otro de los beneficios del ejercicio físico conlleva el incremento del “colesterol bueno” (HDL) frente a la reducción del malo (LDL). También parece ofrecer protección para los accidentes cerebrovasculares en los hombres, por su efecto beneficioso en el peso, presión sanguínea, colesterol y tolerancia a la glucosa.
Otro beneficio es que protege de algunos tipos de cáncer que se encuentran asociados al sobrepeso, y al de colon. También es fundamental para conservar la masa ósea, previniendo así la osteoporosis, además de actuar como factor de prevención sobre la diabetes.

Podemos dividir los beneficios del ejercicio físico en dos niveles:
A nivel físico, nos permite eliminar grasas, prevenir enfermedades coronarias, mejorar el desarrollo muscular y el rendimiento físico en general, mejorar la amplitud respiratoria, favorecer el crecimiento, regular el estreñimiento y aumentar la capacidad vital, entre otros.
A nivel psicológico, tiene efectos tranquilizantes y antidepresivos, mejora los reflejos de coordinación, aporta sensaciones de bienestar, elimina el estrés, previene el insomnio y regula el sueño.

Fuente: Mejor con Salud