Rutinas para reducir la cintura y zona abdominal

La cintura es la zona donde con mayor facilidad suele acumularse el exceso de grasa, pero con estos ejercicios que trabajan sobre la circunferencia, podrás darle más definición y flexibilidad. Además de notar resultados en la zona abdominal.

1 Dibujar un círculo con el torso, dejar las piernas y caderas fijas

De pie, con las piernas ligeramente separadas y tu espalda derecha, elevá los brazos y respirá profundamente. Ahora, incliná tu tronco hacia un lado lo más que puedas. Iniciá un giro hasta mirar el suelo, sin encorvar la espalda. Al mismo tiempo, bajá tus brazos cuando vayas hacia el frente hasta tocar el suelo, y seguí para terminar de hacer el círculo. Terminá en la posición inicial y comenzá de nuevo. Cambiá de lado, repitiendo lo mismo. Hacelo cinco veces.

2 Estiramiento lateral

De pie, con la espalda recta y los brazos elevados. Alzá tu brazo derecho lo más que puedas sintiendo que estirás la parte lateral de la cintura; hacelo suavemente dando pequeños tironcitos, poco a poco, sin lastimar. Cambiá de brazo y repetí lo mismo. Hacé series de 10 repeticiones con cada brazo.

3 Movimientos de derecha a izquierda

Con las piernas levemente abiertas y las manos en la cintura, flexioná ligeramente las rodillas. Ahora girá lentamente tu cintura tanto como puedas hacia la derecha y luego hacia la izquierda, con la espalda bien recta; tené cuidado de mover sólo de la cintura para arriba, dejando quieta la cadera. Realizá una serie de 20 de un lado y del otro. Podés variar este ejercicio con los brazos cruzados y una con las manos en la nuca.

4 Sube y baja con elemento

En la misma posición anterior, podés optar por ponerte un bastón o palo de escoba encima de los hombros y por detrás de la cabeza sosteniéndolo con tus brazos. Subí y baja de un lado y del otro. Hacé repeticiones de 20 por cada lado.

5 Rotación

De pie, con las piernas levemente abiertas y las manos en la cintura, hacé ejercicios de rotación en forma de círculo con cintura y cadera, hacia la izquierda y luego hacia la derecha.

6 Abdominales laterales

Recostate en el piso sobre tu costado derecho y poné tus manos en la nuca. Si sos principiante, pedíle a alguien que te sostenga los pies; ahora, subí y bajá empujando tu torso hacia los pies. Repetí del otro lado.

7 Abdominales para abdomen medio

Recostate en el piso con las piernas flexionadas y tus manos en la nuca. Si ya sos avanzado en esto, poné algo que pese sobre tu abdomen, como uno o dos libros pesados. Ahora, empujá tu torso hacia adelante y luego volvé a bajarlo, hacelo lentamente, tenés que sentir un poco de dolor muscular para que sepas que el músculo está trabajando.

Practicá estos ejercicios 5 veces a la semana, tomando en cuenta tu estado de salud, edad y condición física.

Una buena alimentación

Si estás comiendo demasiadas grasas, frituras, azúcares y panes refinados, seguramente te costará más trabajo reducir las medidas de tu cintura. Así es que debés hacer un esfuerzo y olvidarte de los pastelitos elaborados con azúcar, porque éste es el primer responsable del sobrepeso y la acumulación de grasa nociva en los muslos, abdomen y cintura.

Es necesario que incluyas al menos 2 litros de agua al día (un litro puede ser de infusiones o bebidas con hierbas, sin azúcar), además de consumir abundantes vegetales y frutas como bananas, peras y manzanas, o bien 12 almendras o mitades de nuez a lo largo del día.

En el desayuno, es conveniente comer cereal fortificado con calcio, que no sean azucarados, y una taza de leche descremada. También es recomendable que en tu dieta reemplaces los alimentos procesados por pan integral (2 rebanadas diarias), atún en agua, jamón bajo en grasa con 2 cucharaditas de mayonesa, carne magra, pescado o pollo a la parrilla.

 

Fuente: salud180.com