¿Cómo “sienten” los hombres el embarazo?

El estrés y la ansiedad pueden ser el motivo oculto detrás de los cambios físicos que se producen en los hombres durante el embarazo de sus parejas.

Las mujeres no son las únicas que cambian cuando están esperando un bebé. Sus parejas también atraviesan un proceso de modificaciones, tanto en lo físico como en lo psicológico. Este trastorno se conoce como el síndrome de Couvade.

Hasta hace algunos años, los hombres no se involucraban tanto durante la gestación de sus hijos. Eso era una tarea únicamente para las mujeres. Cuando la esposa quedaba embarazada era acompañada por sus madres, suegras, hermanas, primas o amigas durante los 9 meses, el parto y las etapas posteriores. Pero estamos ante una nueva manera de vivir la paternidad.

En el siglo XXI los futuros padres acompañan a sus parejas al médico para cada control, van a las clases de preparto, leen libros sobre embarazo, consultan con amigos que ya tienen hijos, y en definitiva, se involucran al 100% con la llegada al mundo de su bebé.

La era del cambio de paradigmas

Al parecer, esto ha provocado cambios a nivel biológico y psíquico en el sexo masculino. Los científicos han descubierto que la mayoría de los hombres (sobre todo padres primerizos) experimentan los mismos síntomas que sus esposas embarazadas.

Estas modificaciones aparecen sobre todo en el primer trimestre de gestación, se manifiestan en el último mes y durante el parto. Pueden provocar desde un aumento en los niveles de la hormona testosterona hasta los de prolactina (que se encarga de producir leche en las glándulas mamarias).

Básicamente los padres se mimetizan con las madres y sienten de manera similar a ellas. Varios estudios afirman que el síndrome de Couvade (del francés “couver”, incubar o criar) aparece cuando el hombre es muy cariñoso con su pareja y desea con todo su corazón ser padre. Aunque esto no quiere decir que quienes no padezcan de este síndrome no sean amorosos o no tengan deseos de paternidad.
La buena noticia es que en el futuro, cuando el niño nazca, ambos progenitores se encargarán de su cuidado.

¿Cuáles son los síntomas de un hombre “embarazado”?

Quizás el término no sea el más adecuado, pero algunos padres lo experimentan de esta manera porque hasta engordan como las esposas. Algunos dicen que se trata de un “embarazo por imitación o solidaridad”, pero lo cierto es que en la mayoría de los casos no se debe a una decisión del hombre, sino a cambios hormonales y psíquicos que no pueden evitar o controlar. Los síntomas de embarazo que pueden tener los hombres son:

Ansiedad: esto es normal, ya que a partir de la llegada del bebé todo cambia en la vida de una persona. Otros signos habituales son el insomnio, la fatiga y el estrés. El hombre se siente inquieto y expectante, puede experimentar aumentos en la presión arterial, taquicardias o sudoración excesiva cuando piensa en el futuro.

Es imprescindible que tenga calma y confianza en sí mismo para poder transmitir esa sensación a su pareja y sobre todo, al bebé.

Náuseas por la mañana: junto con los vómitos, las náuseas son uno de los signos más comunes en las mujeres embarazadas. ¡Pero también los hombres pueden sufrirlos! La explicación científica en las madres se debe al aumento de los estrógenos en el cuerpo, pero en los futuros padres las razones son la ansiedad y el estrés.

Será necesario que el hombre se cuide más en las comidas y lleve una dieta saludable para evitarlas. Además, se recomienda que realice actividades relajantes como el yoga o la meditación. También es preciso que duerma más por las noches.

Aumento de peso: el futuro padre aumentará alrededor de 6 kilos durante la gestación. Nuevamente, una de las culpables es la ansiedad que causa cambios en la dieta y en las cantidades de comida que ingiere a diario. El cortisol (la hormona del estrés) es secretada en grandes proporciones cuando la persona está ansiosa. Es importante mantenerla a raya, ya que regula los niveles de glucosa en sangre. Por lo tanto, si hay mucho cortisol en el cuerpo es más probable que la persona “ataque” la heladera y las alacenas en cualquier momento del día o la noche.

Tanto el hombre como la mujer deben seguir un plan de alimentación equilibrado y saludable durante el embarazo para evitar aumentos de peso que puedan ser peligrosos para la salud.

Cambios en el humor: la preocupación, el estrés y la ansiedad también pueden provocar modificaciones en su estado de ánimo. Tal como hacen las hormonas en las embarazadas.

Es vital que cada miembro de la pareja sea comprensible con el otro y acepte que ambos están en una situación nueva que puede cambiar su humor. ¡Mucha calma para esta hermosa etapa!

Fuente: mejorconsalud.com