Higiene, el hábito más importante hoy y siempre

En el día de la conmemoración mundial de la higiene, nos urge hacer un llamamiento a incorporar este hábito y a mantenerlo post pandemia. Así como contribuir para que todas las personas tengan acceso a los elementos necesarios.

El 3 de septiembre se conmemora el día mundial de la higiene y para nosotros es importante remarcar la importancia de llevar a cabo un adecuado protocolo de higiene.

La higiene personal nos da una proyección que inspira confianza, sin embargo es también nuestro mejor método de defensa contra diversas enfermedades. Sobra decir ante la situación que hoy nos toca, que es nuestra arma más afectiva en la lucha contra la pandemia del Covid-19.

Este día se celebra para recordar la importancia de este hábito en la prevención de diferentes tipos de enfermedades como el cólera, diarreas, infecciones, influenzas, hepatitis, neumonías, Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) e infecciones de la piel. Además, se redoblan los esfuerzos por mantener la higiene en los alimentos y bebidas, como también en los lugares públicos, así como la eliminación segura de todos los desperdicios domésticos para a evitar las enfermedades.

En esta fecha los especialistas recomiendan convertir en hábito el lavado de manos con agua y jabón o con alcohol en gel.

Se entiende higiene como:

  • Limpieza aseo de lugares o personas.
  • Hábitos que favorecen la salud.
  • Parte de la medicina, orientada a favorecer hábitos saludables, en prevención de enfermedades.
  • Reconocimiento, evaluación y control de aquellos factores y tensiones ambientales que surgen en el lugar de trabajo y que pueden provocar enfermedades, quebrantos de salud, quebrantos de bienestar, incomodidad e ineficacia de los trabajadores y los ciudadanos.

La higiene personal es la parte de la medicina que trata de los medios en que el hombre debe vivir y de la forma de modificarlos en el sentido más favorable para su desarrollo.

¿Cómo mantener la higiene?

Se aconseja eliminar de manera segura todas las materias fecales, así como también que todos los miembros de la familia se lavan las manos con jabón y agua antes de manipular alimentos, y después de ir al baño, cambiar pañales o manipular animales.

Lavarse la cara con jabón y agua todos los días previene de infecciones oculares; así como utilizar agua que provenga de una fuente segura o que esté purificada. También se aconseja que los alimentos crudos sean hervidos o lavados, y los cocinados deben comerse sin retraso o recalentarlos por completo.

Además, hay que mantener limpios los alimentos, los utensilios y los lugares donde se prepare la comida. Y guardar los alimentos en recipientes tapados.

La eliminación segura de todos los desperdicios domésticos ayuda a evitar las enfermedades.

La situación en el mundo

Además de los datos conocidos por el avance la pandemia actual del Covid-19, es necesario conocer las estadísticas de organizaciones dedicadas a procurar el bienestar en la población.

Según datos de UNICEF, lavarse las manos con jabón puede reducir la incidencia de infecciones respiratorias en un 23%. Infecciones conocidas como la neumonía, que es la primera causa de muerte de niños menores de cinco años y que mata cada año a 1,8 millones de chicos. Y más de 5 mil niños menores de cinco años mueren diariamente en el mundo como resultado de las enfermedades diarreicas, debidas en parte al agua contaminada, a la carencia de instalaciones de saneamiento básico y a prácticas higiénicas deficientes.

 

Fuente: sustentartv.com; paho.org