Feliz día a los trabajadores de la Industria Láctea

En esta fecha saludamos a nuestros compañeros y asociados, recordando que la soberanía alimenticia y el bienestar de todo un país es parte de su trabajo y el esfuerzo de todos.

El 10 de septiembre no es solo la fecha que nos da nombre, se lo debemos a la celebración nacional del Día del Trabajador de la Industria Lechera. Una fecha que elegimos para sellar nuestro compromiso con la comunidad como organización preocupada y ocupada en el bienestar de nuestra comunidad. Se eligió conmemorar a los trabajadores el 10 de septiembre, en honor a la creación del Sindicato Argentino de Trabajadores de la Industria Lechera (SATIL), organización para la defensa de sus derechos, en el en el año 1944 en Buenos Aires.

Como parte de este movimiento de defensa de derechos y apoyo a los trabajadores del sector lácteo, en ATILRA consideramos que la salud es un derecho universal y un pilar básico para el desarrollo humano. Enmarcada en el Plan Estratégico Global, esta área se relaciona de manera profunda con el concepto de educación, ya que sin salud no hay educación, y sin educación, no hay salud.

Como Clínica Atilra Diez de Septiembre somos parte del proyecto salud de Atilra que incluye su obra social sindical Ospil, sus centros de salud propios radicados en distintas localidades de las tres provincias donde concentra mayor cantidad de trabajadores lecheros del país, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires y el proyecto Centro Regional de Alta.

Ésta orientación del área de salud, combina cuatro ejes fundamentales en todos sus espacios: la inclusión familiar, la prevención, la sinergia entre la alta complejidad y los espacios humanizados, y la educación para la salud y la integración con la comunidad.

Nace ATILRA

En enero de 1954, se llevó a cabo el Primer Congreso Nacional del Sindicato Argentino de Trabajadores de la Industria Lechera y Afines de la República Argentina, que reunió a todas las asociaciones existentes entonces. Allí se sentaron las bases para el Congreso Extraordinario que se realizó en junio, donde se resolvió la unidad definitiva de todos los grupos en una misma organización: la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA).

Las primeras elecciones nacionales de ATILRA se desarrollaron en junio de 1955, y resultando electo Fidel del Valle Reynoso como secretario general.

La Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina es una institución sindical de primer grado que desde 1944 tutela los derechos laborales y profesionales de todos los trabajadores de esa industria.

Invertimos en el capital más importante

De acuerdo a nuestra visión, nos erigimos como una fuerza de promoción de la salud, la educación y la cultura de nuestros afiliados y la comunidad, que entendemos es la inversión en el capital más importante que una sociedad pueda tener: el humano.

Bajo cuatro áreas: Fundación, Educación, Salud y Servicios, Atilra administra proyectos diversos, tales como los Centros de Salud Ospil ambulatorios, la Clínica Atilra de alta complejidad, los Centros de Formación Profesional, el Centro Educativo Tecnológico, Centros Recreativos y Turísticos.

Como organización, somos miembro activo de la Confederación de Asociaciones Sindicales de Industrias Alimenticias -CASIA-. Formamos parte de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación -UITA- en la cual preside la División Internacional del Sector Lácteo, y como tal adherimos a la Organización Internacional del Trabajo -OIT-. Al tiempo que cooperamos con distintas organizaciones del país, para facilitar el acceso de niños y adultos a sus derechos de alimentación y salud. Y patrocinamos a artistas y deportistas profesionales y amateurs en pos de la promoción del deporte y la cultura.

ATILRA adelante Asambleas Generales y Congresos donde se define la acción política sindical que pone en tierra sus valores: Honestidad, Solidaridad, Compromiso, Simpleza y Eficiencia.

Fuente: infocampo.com.ar