El cuidado de tu salud visual también debe ser una prioridad

El cuidado de tu salud visual también debe ser una prioridad

En su último informe sobre la visión, la OMS alertó que al menos 2200 millones de personas tienen deficiencia visual o ceguera; de estos casos, más de 1000 millones podrían haberse evitado o aún no han sido tratados.

El informe sobre la salud visual fue publicado por la Organización Mundial de la Salud en consecuencia del Día Mundial de la Salud Visual que se celebra el 10 de octubre de cada año. En este reporte manifiestan cuáles son los principales factores que impulsan el aumento del número de personas con deficiencia visual. Entre ellos están: el envejecimiento de la población, los cambios en los estilos de vida y el acceso limitado a la atención oftalmológica, en particular en los países de ingresos bajos y medios.

Más de mil millones de personas en el mundo viven con deficiencia visual porque no reciben la atención que necesitan para afecciones comunes como la miopía, la hipermetropía, el glaucoma y las cataratas. Por eso la organización hace un llamado a incluir la atención oftalmológica en los planes nacionales de salud y en los conjuntos esenciales de servicios para garantizar a las personas una cobertura sanitaria universal.

Según la OMS, 65 millones de personas son ciegas o tienen problemas de vista por no poder acceder a una operación de cataratas. Y más de 800 millones de personas tienen dificultades para realizar sus actividades cotidianas porque no tienen acceso económico a lentes recetados.

El panorama de la salud visual en el mundo

Las enfermedades oftalmológicas y deficiencias visuales no afecta a todas las personas por igual. Es más frecuente que haya deficiencias en su atención y tratamiento en las personas que viven en zonas rurales, las de bajos ingresos, las mujeres, personas mayores, con discapacidad, minorías étnicas y poblaciones indígenas.

En el informe de la OMS que la necesidad insatisfecha de atención de la miopía en las regiones de ingresos bajos y medios es cuatro veces mayor que en las regiones de ingresos altos.

Las regiones más afectadas son África subsahariana occidental y oriental y del Asia meridional, que tienen tasas de ceguera ocho veces superiores a las de todos los países de ingresos más altos. Y las tasas de cataratas y triquiasis tracomatosa son más altas entre las mujeres, especialmente en los países de ingresos bajos y medios.

¿Por qué aumentan los casos de deficiencia visual?

La combinación de una población creciente y cada vez más envejecida, además de los cambios y constantes en rutinas de la vida cotidiana, aumentará significativamente el número total de personas con enfermedades oculares y deficiencia visual.

Miopía: el aumento del tiempo que se pasa en espacios interiores y de las actividades que implican una «visión de cerca» están provocando que un mayor número de personas padezcan miopía. Para contrarrestar el uso de celular, y las diferentes pantallas, se recomienda un aumento del tiempo en el exterior puede reducir este riesgo.

Retinopatía diabética: cada vez son más las personas con diabetes, especialmente la diabetes de tipo 2, que puede afectar a la visión si no se detecta y trata. Casi todas las personas con diabetes padecerán alguna forma de retinopatía a lo largo de su vida. Los exámenes oftalmológicos de rutina y un buen control de la diabetes pueden proteger la visión frente a esta afección.

Detección tardía: debido a servicios de atención oftalmológica deficientes o mal integrados, muchas personas carecen de acceso a exámenes rutinarios. Aquellos que pueden servir para detectar afecciones y conducir a la prestación de una atención o tratamiento preventivo adecuado.

 

Fuentes: azsalud.com