Consejos para cuidar tu vista de las pantallas

Permanecer mucho tiempo frente a la computadora o el celular, puede provocar daños en tu visión. En esta nota te contamos cómo unas simples recomendaciones pueden ayudarte a cuidar tus ojos.

Por el confinamiento el uso de dispositivos y pantallas se ha incrementado. Ya sea por trabajo, las actividades de la escuela o cualquier o por recreación, como ver películas o jugar, pasás muchas horas del día frente a la computadora, seguramente conocés la sensación de ojos irritados, vista cansada y borrosa, incluso dolor de cabeza. A todos estos síntomas se les conoce como “cepa ocular” o síndrome de visión por computadora. Pero también puede pasarte si estás mucho tiempo con el celular o la tablet.

Esta condición afecta actualmente a más del 60% de la población estadounidense, y si lo proyectamos a nivel mundial, estas cifras significa un nivel considerable de personas afectadas. Tampoco es que tome mucho tiempo comenzar a experimentar los síntomas de fatiga ocular. De hecho con solo dos horas de estar delante de la pantalla, una persona puede comenzar a sufrirlo.

¿Cómo se detecta el Síndrome Visual Informático? Según los especialistas, los síntomas son visión borrosa, lagrimeo y fotofobia a la luz intensa. Pero, también puede manifestarse en forma de rigidez en los hombros, molestias en el cuello o las muñecas y cefaleas.

Solo son necesarias 2 horas para comenzar a sentir estos síntomas. Quizás muchos piensen que difícilmente alguien puede permanecer tanto tiempo frente al celular o la computadora, pero en realidad es increíblemente sencillo alcanzar esa cantidad de tiempo.

Lo positivo es que “se trata de un trastorno subsanable y transitorio. Por esto te recomendamos esta serie de consejos de prevención y cuidado para que este síndrome no te afecte durante el confinamiento, te cause malestar y además, te reste productividad.

¿Qué puedes hacer para proteger tus ojos de las pantallas?

Afortunadamente hay varias cosas que se pueden hacer para disminuir al mínimo la incomodidad, así como el potencial daño de mirar fijamente la pantalla del PC o cualquier otro dispositivo que brilla intensamente.

Estas son recomendaciones muy sencillas para evitar las lesiones en tu visión, y que cambiarán la salud de tus ojos.

Ampliar el texto

Cuando mirás fijamente un texto pequeño, tendés a hacer estrabismo y además a colocarte más cerca de la pantalla. Esto conduce a la fatiga y a los dolores de cabeza. Por lo tanto se recomienda ampliar el texto, así como el contraste de color para que el contenido textual se pueda leer más fácil y cómodamente.

Parpadeo

Cuando fijás tu mirada en la pantalla te olvidás por completo de parpadear, lo cual provoca que se sequen los ojos. Aunque es difícil de recordar, es importante tratar de parpadear de vez en cuando o en su defecto utilizar gotas lubricantes, también llamadas lágrimas para los ojos. Podés pedírselas a tu oftalmólogo o famacéutico de confianza, y de esta manera evitarás que se sequen demasiado, se enrojezcan y ardan.

Ajustar el brillo

El brillo intenso de la pantalla puede provocar la fatiga visual, así como los dolores de cabeza. Por lo tanto debes asegurarte de ajustar el brillo del monitor para evitar los reflejos en la pantalla o incluso considerar la posibilidad de utilizar una película anti-reflejo.

Regla 20-20-20

Básicamente significa que después de 20 minutos de trabajo, debes tomar un descanso de 20 segundos y mirar algo a 20 pies de distancia (6 metros). La razón de esta regla tiene que ver con que nuestros ojos tienen músculos que les permiten moverse y enfocarse en distintos objetos. Pero cuando se mira la pantalla del PC a la misma distancia por varias horas, dichos músculos experimentan dificultades para ajustar la vista cuando nos movemos de nuevo.

También funciona si hacés descansos periódicos, con una pausa de 5 minutos por cada hora frente a la pantalla.

Más consejos ergonómicos que te ayudarán:

–   mantené una buena distancia entre los ojos y la pantalla. Lo adecuado es entre 50 y 60 centímetros y a una altura similar a la de los ojos o ligeramente más baja. Según los expertos esto es especialmente relevante para los miopes.

– utilizá un humidificador en el lugar de trabajo para evitar la sequedad ocular.

– evitar en lo posible exponerse a las pantallas cuando hay poco o nula luz en el entorno, esto provoca una sobreestimulación y un déficit en la visión periférica. Si no se puede evitar, conviene reducir el contraste.

 

Fuente: 20minutos.es