¿Tenés piel sensible? Conocé estos tips

Tenes-piel-sensible-Conoce-estos-tips

Especial para pieles sensibles: estos son algunos consejos cuidar el rostro. El primer paso es detectar cuál es tu tipo.

Al momento de cuidar la piel, el primer paso es detectar cuál es el tipo que tenemos y después, aprender cuál es el cuidado que necesita. Todas las pieles necesitan de un tratamiento específico, pero para el caso de la piel sensible, las precauciones son mayores. Tomá nota:

#1 No al agua caliente

Para cuidar la piel sensible es muy importante no exponerla a altas temperaturas. Al lavarte la cara por las mañanas no lo hagas prolongadamente con agua muy caliente porque podría dañar la barrera protectora de tu piel. Recordá que es importante que limpies tu rostro de forma meticulosa 2 veces al día pero de manera suave. Así vas a eliminar las impurezas sin lastimar la barrera protectora del tu piel.

#2 ¡NO a los químicos!

La piel sensible puede ser un problema porque ciertos productos de limpieza facial, cremas humectantes y hasta maquillajes pueden dañarla con facilidad. Por eso, en estos casos recomendamos usar únicamente productos suaves y compatibles con tu tipo de piel. ¿Un consejo más? Tratá de evitar los productos con fragancias porque irritan la piel sensible.

#3 ¿Peelings?

Los peelings no son tratamientos para todo tipo de piel y tanto estos como las exfoliaciones químicas pueden irritarte por demás. Mejor primero consultá con tu dermatólogo si te aconseja este tipo de tratamientos.

#4 Productos especiales

Si tenés la piel sensible sabés que -lamentablemente- tenés que estar atenta a TODO lo que uses sobre tu piel. No sos de las que puede darse el lujo de probar cualquier producto. ¡Cuidate! Usá productos que estén especialmente desarrollados para estas pieles. Además no olvides que la crema hidratante es tu mejor aliada. Usá una que sea de hidratación intensa y duradera.

#5 Cuidate del clima

Las que tienen la piel sensible deberían tener un cuidado especial para cada estación del año. Cuando hace mucho frío no olvides aplicar una crema hidratante extra a la de tu rutina habitual, ya que la piel se reseca por el uso de la calefacción. Ocurre lo mismo en verano cuando estás expuesta al aire acondicionado. Por otro lado, tené en cuenta que -si bien todos debemos protegernos del sol- la piel sensible requiere de una protección mayor.

Recordá que el primer paso es identificarla y luego cuidarla y mimarla como se lo merece. Si tenés dudas o necesitas un consejo siempre será mejor la consulta con tu médico especialista.

Fuente: imujer.com