¿Pensaste en la salud de tu cuero cabelludo?

¿Sabías que las infecciones por hongos también se dan en el cuero cabelludo? Esto afecta a la apariencia del pelo, que si está sano luce mejor.

La belleza de tu cabeza no se limita a la apariencia de tu cabello. El cuero cabelludo también requiere de atención. Una mirada más detallada al cuidado de tu cuero cabelludo, tu pelo te lo va a agradecer.

Algunas personas piensan que las infecciones por hongos en el cuero cabelludo sólo les ocurren a los niños y niñas muy pequeños o en edad escolar.  Pero el cuero cabelludo de los adultos también puede estar en peligro. Debido a la presencia y abundancia de glándulas sebáceas, el cuero cabelludo puede albergar hongos, bacterias, virus y parásitos. Te sorprenderá saber que la infección por hongos (dermatofitosis, también llamada tiña) es una de las principales causas de la caída del cabello. En muchos casos esta infección puede adquirirse por estar en contacto con personas que ya la tienen. Por esto es importante estar más atentos a los objetos que tocan el cuero cabelludo y, en general, tu cabello. Los perros y los gatos también son vehículos para transportar estos microorganismos.

Cuidá la salud de tu pelo

Es importante aclarar que no todos los hongos que viven en la cabeza son perjudiciales.  Por ejemplo, el Pitirosporun Ovale ayudan a controlar otros microorganismos que atacan al cuero cabelludo.

Poné en práctica estos consejos para tener un cuero cabelludo más saludable y libre de infecciones:

  • Una buena higiene siempre ayuda a combatir los micro-organismos no deseados.
  • En la medida de lo posible no intercambies objetos personales como peines, cepillos, pinzas para el cabello, sombreros, gorros, toallas, ni otras cosas que tengan contacto con tu cabello y cuero cabelludo.
  • Cuando vayas el salón de belleza o la peluquería, pedí que los implementos que utilicen hayan sido desinfectados correctamente.
  • Si estás en contacto con animales, especialmente con perros y gatos, asegurate de que no tengan lesiones en la piel.

¿Cómo podés saber si tu cuero cabelludo tiene algún problema de salud?

La picazón o la comezón, la caspa o la descamación son señales de alerta. Algunas de estas condiciones pueden tratarse fácilmente con champú anticaspa o con champú antimicótico (contra hongos). En algunos casos los tratamientos externos (locales) no son suficientes; se requiere de tratamientos un poco más agresivos para combatir los micro-organismos que atacan el cuero cabelludo. Algunos de estos medicamentos deben ser administrados por vía oral (tomados) para que, de esta manera, la infección que se ha expandido hacia la raíz del cabello pueda ser combatida.

En casos más avanzados la persona puede notar resequedad excesiva, con pérdida severa del cabello en partes de la cabeza, picazón, dolor, áreas rojizas y en algunos casos, hasta un olor particular. Cuando el tratamiento se retrasa por algún tiempo es posible que aparezcan áreas en la cabeza con pus y también inflamación de los ganglios en la nuca debido a infección. Recordá que una infección de este tipo puede durar inclusive por años. No permitas que los microorganismos tomen ventaja.

Visitá a tu dermatólogo para una evaluación adecuada y recordá que para tener un pelo sano y hermoso, es necesario ocuparse de la salud del cuero cabelludo.

 

Fuente: vidaysalud.com