Delicioso licuado para aclarar las manchas de la piel

Ya sea por pecas, un bronceado imperfecto o manchas naturales que aparecen con el sol, con esta receta seguro podrás complementar los tratamientos para emparejar el color.

Día tras día, la piel está expuesta a una amplia variedad de factores ambientales que le pueden causar imperfecciones, daños y varios tipos de enfermedades. Estos interfieren de forma directa en la regeneración celular y los procesos que se encargan de mantenerla elástica, firme y saludable.

Las manchas son una de las alteraciones más comunes y, aunque no afectan como tal la salud, se consideran un problema estético que puede llegar a afectar la autoestima. Aparecen como producto de la continua exposición a los rayos UV del sol y el efecto negativo de los compuestos volátiles que se derivan de la contaminación. También las alteraciones hormonales, como en el embarazo, pueden provocarlas.

Por fortuna, existen muchos métodos para reducir su apariencia, a la vez que se mejora la calidad de la piel y su capacidad para regenerarse. Entre las opciones encontramos una bebida 100% natural cuyas propiedades nutricionales actúan como complemento de cualquier tratamiento de estas alteraciones, combatiendo las manchas desde el interior, para lograr mejores resultados.

Licuado de jengibre y almendras para aclarar las manchas de la piel

El licuado de jengibre y almendras es una bebida natural que se ha hecho popular en todo el mundo por sus múltiples bondades para la salud y la apariencia de la piel. Se elabora con ingredientes orgánicos cuya composición nutricional beneficia de forma directa la dermis, estimulando los procesos que se encargan de restaurarla.

Contiene fibra, vitamina B6 y potasio que, además de proteger la piel, tienen beneficios sobre la salud ósea, renal y cardiovascular. Además sus propiedades antiinflamatorias contribuyen a combatir la retención de líquidos y los trastornos cutáneos asociados a esta.

Las bananas además, cuentan con propiedades antisépticas y antioxidantes que mantienen la piel clara, libre de arrugas prematuras y manchas. Y estimulan la actividad de las células de la piel y las protegen frente a los daños que les provocan los radicales libres del ambiente. Esto se debe a que aportan cantidades significativas de vitamina E y ácidos grasos esenciales, dos tipos de sustancias que ayudan a conservar la humedad, la elasticidad y los niveles adecuados de melanina.

¿Cómo prepararlo?

Aunque aporta una cantidad significativa de calorías en comparación con otras bebidas, es una alternativa saludable para calmar el hambre mientras se le ofrecen beneficios a la piel. Sus ingredientes son energéticos y están cargados de nutrientes. Por eso se recomienda su consumo para esos momentos en los que necesitas una “recarga” de energías.

Eso sí, es importante aclarar que su ingesta por sí sola no elimina las manchas, ya que es necesario tomar otras medidas internas y externas. Lo bueno es que se trata de un complemento muy interesante con el cual podrás reforzar los cuidados que tenés con la piel.

Ingredientes

2 bananas

1 jengibre rallado

2 tazas de agua (500 ml)

1 cucharada (20 g) de manteca orgánica de almendras (es muy fácil prepararla)

3 cucharadas (30 g) semillas de cáñamo (conseguilas en la dietética o herboristería)

Preparación

  • Poné a congelar dos bananas para que el licuado quede con una consistencia cremosa y suave.
  • Cuando estén listos, sacales la cáscara, córtalos en varios trozos y ponelos en la licuadora.
  • Agregá un trozo de jengibre fresco, preferiblemente rallado.
  • Incorporá las dos tazas de agua y procesá por unos instantes.
  • Luego, bajá la velocidad del aparato y agregá la manteca de almendra y las semillas de cáñamo.
  • Continua procesando hasta conseguir un licuado homogéneo y sin grumos.

Servilo con unos cuantos cubitos de hielo, en horas de la mañana o por la tarde. Tomalo, por lo menos, tres veces a la semana. Evitá su consumo excesivo, ya que no es conveniente superar la cantidad de calorías recomendada. Recordá que para lograr los mejores resultados tenés que tomarlo de forma regular, manteniendo los hábitos necesarios para combatir las manchas y alteraciones cutáneas.

Usa protector solar todos los días, mejora tus hábitos de alimentación y adquirí una crema o mascarilla para actuar desde la parte externa. Sé constante con todas estas recomendaciones y descubrí que no es imposible reducir esas marcas que te molestan.

 

Fuente: mejorconsalud.com