Cómo cuidar tu piel en invierno

Como-cuidar-tu-piel-en-invierno

Existen cinco riesgos típicos para la piel en esta época del año, te ayudamos a prevenirlos con estos consejos que ¡son muy útiles!

En el invierno, la piel es mucho más sensible debido de los cambios de temperatura en ambientes externos con demasiado frío y en los internos por la calefacción. Así que para cuidarla, hay que conocer primero cuáles son los 5 problemas en la piel típicos de esta temporada. Presta atención a los síntomas y protegete a tiempo.

Acné

El acné no aparece justamente en el invierno, pero la verdad es que la estación más fría del año puede empeorar el asunto. Será cuestión de cambiar tu limpiador facial por una versión más suave o específica para el invierno. Además, debés mantener la piel de todo el cuerpo bien hidratada, con mayor atención al rostro porque la piel seca causada por el frío puede hacer que los brotes de acné se produzcan en exceso.

Piel escamosa

Cuando se siente frío la piel reacciona, y esa sensación de frío se nota por su efecto en la piel. Es posible que el tiempo seco pueda descamar tu piel, lo importante en esta temporada es utilizar exfoliantes suaves pero tan solo una vez por semana para evitar la irritación. Luego del exfoliante aplicá un poco de crema hidratante y listo, piel suave durante todo el invierno.

Labios partidos

Una de las partes que más se resiente por el invierno son los labios, incluso puede pasar que tengas los labios agrietados. Existen en el mercado cientos de protectores labiales que en forma de crema o barra pueden ayudarte a tener labios suaves y saludables. Una recomendación saludable es la clásica manteca de cacao, que se posible conseguir en cualquier farmacia.

Manos cuarteadas

Es muy común que durante el invierno, la piel de las manos se cuartee por el frío. Lo mejor será usar un par de guantes y abundante crema humectante que deberás aplicarte durante todo el día.

Daño solar

¡También en invierno sale el sol! El daño solar afecta de la misma manera que en cualquier otra temporada, por eso es necesario que las cremas que uses tengan protección solar o aplicarla antes de salir. De esta manera también estás previniendo enfermedades de piel, arrugas y otros problemas cutáneos.

No olvides que una piel sana también depende de que mantengas una alimentación sana libre de grasas saturadas, fibras y muchas frutas y verduras de estación. Otra gran ayuda es mantenernos hidratados, también en invierno deben consumirse los 2 litros de agua diarios recomendados por todos los especialistas.

 

Fuente: vidasanaweb.com.ar