¿Por qué los dientes se vuelven sensibles?

La sensibilidad dental es cuando la dentadura sufre los cambios bruscos de temperatura de las cosas que ingerís. El frío sobre todo es un disparador del dolor, pero hay maneras de combatirlo. Descubrí las causas y soluciones en esta nota.

Cuando se padece de dientes sensibles, los extremos de temperatura (muy frío o muy caliente) se sienten aún más y dan un disparo de dolor. El helado y el café, un vaso de agua fría o una sopa, son buenos ejemplos de cómo puede percibirse la sensibilidad dental. Incluso, se puede sentir ese mismo estremecimiento al cepillarse o usar hilo dental.

Normalmente los dientes están protegidos y no tienen esa hipersensibilidad. El esmalte cubre la corona de los dientes, la parte blanca de la sonrisa. El cemento dental protege la raíz de los dientes y las encías la cubren. Pero cuando falta esa protección, las sensaciones externas llegan directo a la dentina, que está debajo del esmalte y del cemento, y ésta las transmite al nervio interno del diente. Y ese es el momento cuando sientes incomodidad y dolor.

Causas

Los dientes se vuelven sensibles por muchas causas:

  • la falta de higiene bucal, así como el sarro y la edad, pueden desgastar el esmalte.
  • cuando existe una fractura en el diente.
  • o lo más común es cuando las encías se retractan, es decir se suben, dejando al descubierto la raíz.

Esto último puede suceder al cepillarse con fuerza y entonces se recienten las encías, o cuando se desarrolla gingivitis, una enfermedad de las encías causada por el exceso de placa bacteriana. Ésta afección las inflama y con el tiempo destruye sus tejidos haciendo que se despeguen del diente.

Afortunadamente los dientes sensibles pueden tratarse

La pasta dental (dentífrico) especial para dientes sensibles es el tratamiento más sencillo y económico. Esta pasta cubre los dientes con componentes que bloquean la transmisión de sensaciones hacia el nervio. Pero eso no sucede de la noche a la mañana, debe usarse durante varias semanas para obtener resultados. Como hay tantas marcas disponibles, lo mejor es elegir entre las que tienen el sello de aprobación de la Asociación Dental Americana (American Dental Association).

Incluso antes de comenzar a utilizarla, lo mejor es siempre consultar a un especialista. Él podrá hacer un diagnóstico efectivo y determinar si se trata de una sensibilidad dental o existe algún otro problema de salud. A partir de su diagnóstico, puede recomendar otros tratamientos.

Si tu problema es por el esmalte dental desgastado, el gel de fluoruro ayuda a fortalecerlo y así reducir la transmisión de sensaciones a los nervios. Por otro lado, si tu problema se debe a que tus encías se retractaron, tu dentista puede aplicarte un sellante que une la encía a la raíz del diente.

Lo importante es que el problema de los dientes sensibles, tienen muchas soluciones posibles, siempre que sean acompañado de un tratamiento especialmente avalado por tu odontólogo. Y cuanto antes empieces a tratarlo mucho mejor para tu salud bucal.

¿Todavía no hiciste tu consulta? Conocé nuestro servicio de odontología. Si ya sos paciente sacá tu turno on line, sino llamá a nuestras líneas rotativas al 03493 – 429300.

Fuente: vidaysalud.com