Cáncer infantil: entre la psicooncología y la necesidad de conciencia

El 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil. Esta fecha busca sensibilizar a la población de la lucha que los niños y adolescentes enfrentan para superar esta terrible enfermedad.

Es importante aprender a detectar las señales tempranas de este mal que flagela tanto a la familia, como al menor; para que reciban apoyo integral, no solo médico, sino emocional y muchas veces económico.

Los casos con mayor incidencia en hospitales de Latinoamérica, son de leucemia. Hay mayor énfasis en niños de 5 a 14 años, pues la alimentación es un factor importante, pero también el medio ambiente y los contaminantes en suelo, agua y aire.

Signos de alerta en niños sanos

  • Palidez
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Puntos rojos en la piel
  • Moretones
  • Dolor de huesos
  • Dolor de articulaciones
  • Fiebre sin infección
  • Abultamiento del abdomen
  • Hemorragias

El factor más importante

El problema es que en la cultura médica siempre se atienden los primeros síntomas del cáncer como cualquier otra infección, los niños no reaccionan al tratamiento y prueban con otro. El tiempo es un factor muy importante.

El gran desconocimiento de la enfermedad atrapa a la familia y no hay preparación al respecto, porque se desconoce que un menor puede enfermar de cáncer. De aquí la complejidad con los padres y sus familiares, y ese sentimiento de culpa que a veces sin quererlo se apodera de las repuestas al por qué.

Apoyo contra el cáncer infantil

Cuando se enfrenta la noticia de que un integrante de la familia padece cáncer infantil, es el momento de buscar especialistas que brinden su conocimiento y compañía para librar la batalla con éxito. Por esta razón, es importante no sólo apoyarse del oncólogo pediatra, también de un experto que puede hacer la diferencia durante el tratamiento como el psicooncólogo.

¿Qué es la psicooncología?

La Psicooncología es la sub-especialidad que surge de la asociación de la psicología y la psiquiatría con la oncología, cuyos objetivos son la atención, enseñanza e investigación de los aspectos psicológicos, sociales, culturales, espirituales y religiosos de los pacientes con cáncer infantil y sus familiares; de la repercusión ante los tratamientos oncológicos, así como del síndrome de desgaste profesional y emocional del equipo terapéutico en oncología.

La función del psicooncólogo es dar respuesta a la necesidad de atención profesional al promover la comunicación y una buena relación entre el médico oncólogo, el paciente y la familia.

Convivir con el miedo y las consecuencias del tratamiento

Los tratamientos para el cáncer infantil como la cirugía, quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia resultan ser sumamente agresivos, por lo tanto es normal que el paciente sienta miedo. Lo que conlleva a problemas de baja autoestima, ansiedad, irritabilidad, somnolencia, depresión, cambios de conducta y confusión mental, que en ocasiones genera el abandono del tratamiento por falsas creencias, sin embargo, todo se resuelven con información y apoyo.

Además, este especialista brinda soporte para el manejo psicológico de los daños físicos como son alteración de la imagen corporal, náusea, vómito, caída de cabello, fatiga, anorexia, neuropatía periférica (un tipo de dolor en cualquier parte del cuerpo de tipo ardor o toque, esto es por daño a la raíz nerviosa de alguna parte del cuerpo), diarrea, pérdida de peso, neurotoxicidad del tratamiento, es decir, un efecto secundario de la quimioterapia o radioterapia sobre el sistema nervioso central, entre otros.

Manos a la obra

Existen varias alternativas de tratamiento como la psicoterapia breve, de apoyo, esclarecimiento, técnicas cognitivo-conductuales, técnicas de relajación, técnicas de desensibilización sistemática, hipnosis y psicoterapia de pareja, de familia y de grupo con las que se obtienen resultados favorables.

No obstante, la mejor forma de enfrentar el proceso del cáncer infantil será con la ayuda de la familia, así como de todo el equipo de salud que buscará siempre llevarlos a un final exitoso y regresarlos a su vida social y familiar con una integridad total.

Desde comienzos del presente año, en la Clínica ATILRA diez de Septiembre, hemos conformado un grupo terapéutico con pacientes oncológicos, guiado por profesionales que se desempeñan en esta especialidad.

Conocé GAEO

En la clínica contamos con GAEO (Grupo Autoayuda Enfermos Oncológicos, tal el nombre que los propios participantes le dieron). Se trata de un espacio en el que nuestros pacientes gozan de contención y entendimiento tanto de la evolución propia de la enfermedad como del tratamiento, desde el momento del diagnóstico.

Un espacio en el que los pacientes puedan verse reflejados en quienes están atravesando (o ya atravesaron) la misma situación, lo que facilita lograr el apoyo y la contención que necesitan. Un lugar que ampara a los pacientes, como a su familia.

Conocenos ingresando a nuestra sección de Programas Especiales, o comunicándote al (03493) 429300 o escribinos a info@clinicaatilra.com.ar para recibir información.

Fuentes: mejorconsalud.com