Cáncer de próstata: el de mayor incidencia en Argentina

Se trata de la tercera causa de muerte en hombres adultos, después del cáncer de pulmón y el colorrectal. Conocé de qué se trata y los síntomas que genera para llegar a un tratamiento adecuado a tiempo.

El cáncer de próstata es un tumor maligno originado en las células prostáticas. El subtipo más frecuente se denomina adenocarcinoma. Es el cáncer de mayor incidencia en hombres en nuestro país y ocupa el tercer lugar en mortalidad, luego del cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal en varones.

Este tumor suele crecer muy lentamente, por lo que a menudo no presenta síntomas tempranos. Salvo en etapas avanzadas, por lo que el control y revisiones periódicos resultan impostergables.

El desarrollo de este tipo de cáncer, su evolución y gravedad, varían en cada persona, es por eso que se recomienda consultar al médico ante la aparición de cualquier síntoma. En caso de un diagnóstico positivo, las opciones de tratamiento deben ser debidamente explicadas por el profesional y discutidas con el paciente, para que tenga conocimiento de los procedimientos, riesgos y efectos adversos antes de decidir la terapia o intervención a seguir.

Síntomas y signos

Con frecuencia, el cáncer de próstata se detecta mediante una serie de análisis y el examen clínico, como el tacto rectal y el dosaje en sangre del antígeno prostático específico (PSA), que en conjunto otorgan una certeza del 95%. Y cuando el cáncer de próstata provoca efectivamente síntomas o signos, generalmente se diagnostica en un estadio posterior. Estos signos y síntomas incluyen:

  • Micción frecuente.
  • Flujo miccional débil o interrumpido, o necesidad de hacer fuerza para vaciar la vejiga.
  • Sangre en la orina.
  • Urgencia de orinar frecuentemente por la noche.
  • Sangre en el líquido seminal.
  • Nueva aparición de disfunción eréctil.
  • Dolor o ardor al orinar, que es mucho menos frecuente.
  • Molestias al estar sentado, causadas por un aumento del tamaño de la próstata.

A veces, los hombres con cáncer de próstata no manifiestan ninguno de estos cambios. O bien, la causa de estos síntomas puede ser otra afección médica que no sea cáncer. Como puede ser la BPH o un aumento del tamaño de la próstata, que pueden producir síntomas similares. Por su parte, los síntomas urinarios también pueden ser consecuencia de una infección u otras similares.

En etapas avanzadas

Si el cáncer se ha diseminado fuera de la glándula prostática, un hombre puede experimentar:

  • Dolor en la espalda, las caderas, los muslos, los hombros u otros huesos.
  • Hinchazón o edema en las piernas o los pies.
  • Pérdida de peso sin explicación.
  • Cambio en los hábitos intestinales.

Si se experimenta cualquiera de estos síntomas o cambios, leves o en etapa avanzada,  lo primordial es hablar con el médico de cabecera. Luego de los exámenes debidos, en el que se explorarán diferentes alternativas y en todo caso de confirmación de un diagnóstico.

¿Qué hay que hacer?

La prevención es todavía poco específica puesto que si bien hay algunos consejos que pueden ayudar, no hay una causa concreta que pueda determinar la aparición del cáncer de próstata. Por eso lo que hay que hacer para evitar su desarrollo es mantener hábitos de vida saludables y realizarse controles periódicos.

La recomendación de estos tests es anual y está dirigida a los hombres mayores de 40 años que presenten antecedentes familiares directos de cáncer de próstata (abuelo, padre, tío, hermano) y a todos los varones -sin excepción, ni síntomas, ni antecedentes- que hayan cruzado la barrera de los 50.

Fuente: cancer.net; msal.gov.ar