Baja presión arterial, conocé sus causas y cómo combatirla de forma saludable

La hipotensión también provoca riesgos a la salud y es necesario tratarla. Se hace sentir en los días de calor. ¿Estás desganado, cansado, mareado, te faltan las fuerzas? Controlá tu presión arterial.

La hipotensión puede ser vista como una señal de alarma. Los síntomas son diversos y las causas principales son la deshidratación y la exposición a altas temperaturas. Te contamos cómo podés subir los valores de la hipotensión de forma saludable.

Los niveles normales de la tensión arterial son 120-80 mmHg (sistólica/diastólica). La hipotensión arterial es una presión sistólica inferior a 90 mmHg y una presión arterial diastólica menor de 60 mmHg. Aunque hay excepciones: en individuos considerados sanos, como los atletas, una presión arterial baja es indicio de una buena salud cardiovascular.

La hipotensión también puede ser vista como una señal de alarma, sobre todo, en la vejez. Esto genera un menor flujo sanguíneo a los órganos vitales como el corazón y el cerebro. Por esta razón, la tensión arterial debe ser monitoreada y controlada con frecuencia por un especialista. En caso de presentar hipotensión se pueden subir los valores de forma saludable.

Síntomas de presión baja

La sintomatología de la hipotensión es diversa y entra ellas tenemos: debilidad, cansancio, somnolencia, vértigos, mareos y pérdida del conocimiento.

Si la hipotensión hace que una persona se desmaye y pierda el conocimiento, se debe buscar atención médica lo antes posible. Si es necesario, realizar reanimación cardiopulmonar (RCP) en caso de que no esté respirando o no se palpe pulso.

Si se presentan las siguientes manifestaciones clínicas debe acudir de inmediato a un centro de salud donde se evalúa a la persona afectada. Los síntomas son, heces oscuras o de color granate rojo oscuro, dolor torácico, mareo y fiebre superior a 38,5 ºC.

Causas de la hipotensión

Entre las causas de hipotensión están: diabetes, embarazo, exposición a altas temperaturas, deshidratación, alcohol, efectos secundarios de algunos fármacos. También, las alteraciones hepáticas, hemorragias, vómitos y diarreas, anafilaxia, arritmia cardíaca, infecciones sanguíneas, estar acostado por mucho tiempo.

De todas las causas mencionadas, la deshidratación y la exposición a altas temperaturas (calor) representan las principales causas de hipotensión.

Cómo subir los valores de forma saludable

Algunas medidas y remedios naturales que ayudan a subir de forma saludable los niveles tensionales:

Agua: tomar suficiente agua, ya que la hipotensión suele relacionarse con deshidratación.

Bebidas hipertónicas: son aquellas con electrolitos (minerales como sodio, potasio, magnesio), lo que las hace muy efectivas para incrementar la tensión arterial.

Sal: agregar sal en cantidades pequeñas, solo un poco más de lo que suele usarse para la preparación de los alimentos. Deben consumirse paralelamente alimentos con altos niveles de vitamina B.

Frutas y vegetales: el consumir estos alimentos ricos en vitaminas y minerales contribuyen a una mejor circulación sanguínea. También, mantienen en condiciones equilibradas el volumen sanguíneo.

Jugos naturales: el beber jugos naturales de frutas y vegetales, como de naranja, kiwi, tomate o remolacha. Gracias a su alto contenido en vitamina C, son una buena opción para corregir la hipotensión.

Agua con sal: tomarse un vaso de agua con sal (una cucharadita), consigue el efecto de elevar la presión sanguínea casi de inmediato.

Chocolate amargo: este tipo de chocolate es recomendado para la tensión arterial por su contenido en cafeína y teobromina. Ambas sustancias de origen natural incrementan de forma leve la tensión arterial.

Té o café: los consumos no exagerados de estas bebidas incrementan un poco la presión arterial, sobre todo, el café.

Fiambres y embutidos: en episodios agudos de hipotensión, estos alimentos suelen ser eficaces. No deben ingerirse en altas cantidades por su alto nivel de colesterol y de grasas saturadas.

Raíz de ginseng: el consumir este remedio casero puede elevar la tensión arterial. Una buena combinación es la mezcla elaborada a base de ginseng, romero y ajedrea.

Elevar las piernas: con esto se busca que retorne al corazón una mayor cantidad de sangre.

Medidas preventivas

Lo mismo que pasa con todas las patologías, siempre es mejor la prevención que el tratamiento posterior.

Tomar bastante líquido, principalmente agua y jugos naturales. Nunca hay que abusar del alcohol y de bebidas carbonatadas y azucaradas.

Evitar el consumo excesivo de alcohol porque este se comporta como un elemento vasodilatador. Por lo tanto, hace que la sangre sea más líquida y así disminuye la presión arterial.

La práctica habitual de ejercicio y procurar no saltarse las comidas llevando una dieta no restrictiva. Entre otras cosas, porque la carencia de determinados nutrientes influye directamente en la tensión arterial.

Evitar exposiciones prolongadas a altas temperaturas.

Fuente: mejorconsalud.com