La importancia de la inocuidad de los alimentos

Las infecciones alimentarias causan más de 200 enfermedades, lo advirtió la Organización Mundial de la Salud, que convocó a gobiernos, productores y consumidores a asegurar la inocuidad de la comida.

 

A medida que aumenta la globalización de los suministros de alimentos, resulta cada vez más evidente la necesidad de reforzar los sistemas que velan por su inocuidad en todos los países. Es por ello que la OMS ha aprovechado el Día Mundial de la Salud, para fomentar medidas destinadas a mejorar la inocuidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena, desde la granja hasta el plato.

Los alimentos insalubres están relacionados con la muerte de unos 2 millones de personas al año, en su mayoría niños. Los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer.

La OMS ayuda a los países a prevenir, detectar y dar respuesta a los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos, de acuerdo con el Codex Alimentarius, una recopilación de normas, directrices y códigos de prácticas sobre los alimentos que abarcan la totalidad de los principales alimentos y procesos. Junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la OMS alerta a los países de las emergencias relacionadas con la inocuidad de los alimentos a través de una red internacional de información.

La inocuidad de los alimentos es una responsabilidad compartida. Es importante que se trabaje a lo largo de toda la cadena de producción de los alimentos: desde los campesinos y los fabricantes hasta los vendedores y los consumidores. Existen cinco claves para la manipulación que deberían seguirse en todos los ámbitos (tanto para el vendedor de alimentos como para los consumidores):

1: Mantener la limpieza

2: Separar alimentos crudos de los cocinados

3: Cocinar los alimentos completamente

4: Mantener los alimentos a temperaturas seguras

5: Use agua y materias primas inocuas

El Día Mundial de la Salud es una oportunidad para alertar a quienes trabajan en diferentes sectores del gobierno, a los campesinos, a los fabricantes, a los minoristas, a los profesionales sanitarios y a los consumidores de la importancia de la inocuidad de los alimentos, y concienciarlos del papel que cada uno puede desempeñar para que todos tengamos confianza en que los alimentos que nos llegan al plato son inocuos.

 

Fuente: who.int (sitio oficial de la OMS).