La desconexión digital y su impacto en la salud psicológica

Aprender a desconectarse del mundo digital es algo básico para nuestra salud física y psicológica. Aprovechá, tomate vacaciones ¡también de tu teléfono!

El estado de nuestro bienestar psicológico no sale de la nada; depende, en buena parte, de nuestros hábitos, el modo en el que empleamos el tiempo en el día a día. El hecho de adoptar uno u otro estilo de vida puede no revelar un impacto directo e inmediato en nuestra manera de pensar y de sentir, pero sin darnos cuenta, poco a poco, influye poderosamente en la manera en la que experimentamos lo que nos ocurre.

Es por eso por lo que, para muchas personas que no se encuentran bien emocionalmente o incluso existencialmente, la solución pasa por poner freno a ciertos hábitos que han estado desgastando su salud psicológica. Y una de las maneras de conseguirlo, sobre todo en el caso de la gente joven, es optar por la desconexión digital.

La desconexión digital y su relación con la salud psicológica

Dejar de usar por un tiempo ciertos dispositivos digitales aporta beneficios psicológicos. Pero no debemos confundirlo con el extremo de quienes acunan la idea de que todo lo que tenga pantalla es intrínsecamente malo.

Es perfectamente posible apostar por la desconexión digital, del uso de smartphones, tablets, ordenadores, etc. Debemos entender que estos aparatos electrónicos no son ni buenos ni malos en sí mismos, y su capacidad para facilitarnos la vida depende enteramente del uso que hacemos de ellos.

Pero del mismo modo, también podemos entrar en una dinámica dañina. En estos casos, como en muchos otros, la desconexión digital cobra todo su sentido. No solo nos permite dejar atrás una vida mental empobrecida; además, nos da la oportunidad de empezar desde 0 y aprender a relacionarnos de una manera más sana con los dispositivos digitales.

Los beneficios de desconectar

Estos son varios motivos por los que es necesario estar varias semanas alejados de los dispositivos electrónicos durante nuestro tiempo libre (y si es posible, también durante nuestras horas de trabajo).

1. Nos ayuda a refrescar relaciones

El mismo hecho de darse unas vacaciones del uso de las redes sociales nos permite tener una excusa para quedar con personas a las que vemos poco (y normalmente, a través de una pantalla). Desde el primer momento, es un motivo válido para proponer quedar con personas con las que no hablábamos desde hace más de un año.

2. Facilita tener mejores horarios de sueño

Muchas personas tienen serios problemas para irse a dormir a la hora adecuada por culpa del entretenimiento disponible por la vía digital. Pasar de ojear el móvil desde la cama a leer un poco antes de ir a dormir o incluso meditar es una muy buena manera de ayudarnos a conciliar el sueño.

3. Nos invita a explorar el mundo real

Vivamos donde vivamos, es muy probable que relativamente cerca de casa existan entornos muy interesantes que nunca hemos visitado. Es especialmente recomendable adentrarse en espacios donde predomina la naturaleza, ya que nos ayuda a desconectar no solo tecnológicamente, sino también psicológicamente. Esto es ideal para recargar energías y dejar ir los pensamientos recurrentes acerca de lo que nos suele preocupar.

4. Nos predispone a controlar los horarios

Si te has acostumbrado a usar plataformas digitales o videojuegos, sabrás que a pesar de todas sus virtudes, son verdaderas trampas por lo que respecta a la planificación del tiempo, porque incluyen elementos de diseño pensados para «atraparnos» y que no dejemos nunca de consumirlos.

Ponerle freno a todo esto es una manera de hacer borrón y cuenta nueva y organizar mejor nuestro tiempo sin dejar que los ratos de ocio se nos vayan de las manos. Esto es beneficioso porque, si cedemos a las ganas de dejarlo todo para otro momento con tal de mantenernos mirando a la pantalla, este estilo de vida suele tener un impacto psicológico negativo en nosotros, y nos expone a situaciones estresantes y de frustración.

¿Necesitas una ayuda?

Los psicólogos cuentan con formación y experiencia para hacer que sea mucho más fácil adoptar hábitos de vida sanos. De hecho, existe y se trata la adicción a las nuevas tecnologías o la infelicidad ligada al mal uso de las redes sociales.

Comunicate con nuestros especialistas llamando al 03493 42-9300 o si ya sos paciente, pedí tu cita en nuestro Turnero Online.

A medida que los tiempos cambian, también debe cambiar nuestra definición de una vida psicológica y emocionalmente rica, con la capacidad de resultar estimulante. Y ese es el principio en el que nos basamos para dar apoyo a las personas.

Fuente: medsalud.com