¿El calor te hace doler la cabeza y sentirte cansado?

Si respondiste que sí, te damos las respuestas de porqué te sucede estoy y qué podés hacer para contrarrestar este efecto.

Hay personas que no se sienten a gusto cuando llueve o hace mucho frío, por eso cuentan los días para que llegue la época de calor. Sin embargo, hay otras a las que el calor les pega durísimo y les provoca intensos dolores de cabeza.

Pero, ¿por qué duele la cabeza cuando hace mucho calor? De acuerdo con la Sociedad Española de Neurología, los dolores de cabeza aumentan por el exceso de calor, los cambios bruscos de temperatura corporal y los desajustes en las funciones del cuerpo. Y también, que quizá tu cuerpo no esté recibiendo la cantidad necesaria de agua que necesita, recordá que el calor aumenta la transpiración y con ella la pérdida de líquido y sales corporales.

Golpe de calor

Por su parte, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, afirma que cuando el dolor de cabeza es muy fuerte puede ser señal de alerta de un golpe de calor. Este último se da cuando el cuerpo no logra enfriarse y la temperatura corporal se dispara de manera acelerada, causando (además del dolor de cabeza) mareo, náusea, pérdida del conocimiento y, en casos extremos, la muerte.

Otro factor de riesgo para sufrir dolor de cabeza por el calor es la susceptibilidad a la luz y esto hace que los rayos solares fuertes generen dolores de cabeza difíciles de soportar.

Tips para evitar el dolor de cabeza por calor

Si quieres evitar que el calor se vuelva un dolor de cabeza, tené en cuenta estas recomendaciones: No te expongas al sol por largos períodos.

  • No te expongas al sol por largos períodos.
  • Usá sombrero y lentes oscuros.
  • Mantené tu hidratación, tomá 2 litros de agua diario.
  • No te desveles ni duermas en exceso.
  • Evitá los cambios bruscos de temperatura.
  • Optá por ropa ligera y de colores claros.
  • Seguí una dieta balanceada.

En caso de que el dolor de cabeza se convierta en una migraña constante, o recurrente, te recomendamos que acudas a tu médico de confianza para descartar cualquier otro diagnóstico.

Fuente: salud180.com