Nuevo año, ¡nuevas oportunidades!

Nuevo año, ¡nuevas oportunidades!

En esta época de balances, también nos concentramos en deseos para el nuevo año. Con estas recomendaciones vas a poder aprovechar todas las oportunidades.

Como la tradición lo dicta, a un minuto de terminar el último día del año, millones de personas tienen en mente 12 deseos que “pretenden” lograr para el ciclo que inicia (uno por cada mes). Aunque expertos afirman que solo 20% lo logran, estos tips pueden ayudarte a cumplir tus propósitos y aprovechar cada oportunidad de Año Nuevo.

Especialistas afirman que entre los errores más frecuentes al establecer los propósitos de Año Nuevo es que estos no son medibles, realistas, alcanzables, específicos, ni con plazos predeterminados. Por lo que la primera recomendación es enfocarse en un área de interés, es decir, en una meta más que en un propósito o deseo. Este enfoque se nutre de motivación, visión positiva, así como ánimo para trabajar por ello.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Psychology, entre los principales propósitos de Año Nuevo están:

  • Perder peso
  • Hacer ejercicio
  • Dejar de fumar
  • Cambiar de empleo
  • Mejorar las finanzas
  • Acabar con las deudas

Por lo general, en enero las personas van muy bien, pero a partir de febrero el entusiasmo e intenciones comienzan a descender hasta que “llega diciembre con el 80% de los intentos fallidos”, apunta el estudio. Al tiempo que cuestiona ¿por qué tantas personas no mantienen sus resoluciones?

Tips útiles y ¡realistas!

  1. Centrate en una resolución. En vez de tener muchos propósitos es mejor establecer pocos, pero que sean alcanzables y específicos. Por ejemplo, perder peso es una meta general, pero si te proponés perder 10 kilos en dos meses es más preciso y trabajás con convicción.
  2. Enfócate los 365 días. No esperés hasta la víspera de Año Nuevo para establecer tus deseos. Cuidá que sea un proceso largo y permanente durante el año.
  3. Hacé pequeños progresos. Muchas personas tienden a abandonar sus propósitos porque sus objetivos son demasiados grandes que requieren esfuerzo extra y la acción de una sola vez. Es mejor que sean progresivos y puedas disfrutas cada avance como grandes motivadores para seguir adelante en tu propósito.
  4. Buscá un apoyo. Una gran idea es contar con el apoyo de un amigo, pareja, hermanos o padres que te acompañen en este camino. Pediles que midan tus avances y te pidan una “rendición de cuentas”. Tiene que ser alguien cercano en quien confíes para notificar y evaluar tu progreso sin desanimarte por lo que te esté costando más esfuerzo.
  5. Celebra tus éxitos. No esperés hasta que tu propósito se cumpla por completo. Por cada avance date un premio o estímulo que te impulse a seguir con entusiasmo.
  6. Enfoca tus pensamientos. Adoptá nuevos patrones de comportamiento y pensamientos optimistas. Creá conexiones neuronales que te ayuden a cambiar de hábitos, hacé afirmaciones en lugar de negaciones.
  7. Concentrate en el presente. Pensá únicamente en las cosas que podes hacer hoy, en cómo alinearlas con tus metas. No te sabotees pensando en si lo podés lograr o que llevás semanas con pocos resultados. Simplemente aprovecha tú día a día.
  8. Sé consciente. Toma consciencia de tu condición física, emocional y mental. Observá tu estado interior y lo que sentís con cada evento externo, momento a momento. Reconocé para qué querés lograr tu propósito y las satisfacciones que “considerás” que vas a tener.

Los especialistas también aseguran que los propósitos de Año Nuevo son una forma de reinventarse y de motivarse. No hay años mejores o difíciles sino más bien años en que estamos más dispuestos a aprovechar las oportunidades y esforzarnos por los logros, resistir los avatares y afrontarlos con firmeza y una actitud siempre positiva. Una fórmula que no falla al cumplir cualquier meta es la disciplina. Así que lo ideal es dejar de posponer las cosas y dejar de ser apáticos, de esta manera vas a sentir satisfacción por las cosas que logres al finalizar este ciclo que inicia. ¡Felices Fiestas!

 

Fuente: mejorconsalud.com