La fórmula efectiva para recuperar el bienestar

Ya está claro que todos debiéramos bajar el ritmo en nuestra vida cotidiana y empezar a detenernos en las cosas que nos hacen bien. Un buen consejo es empezar con estos tips.

Los días pasan rápido, y muchas veces no tenemos tiempo de frenar y pensar en el camino que queremos seguir. A veces nos perdemos, no encontramos lo que necesitamos, y es entonces que comienza el mal humor, la decepción, la angustia y la desesperación. Sentirnos perdidos no es fácil, pero es fácil superarlo si tenemos los pasos indicados. Por esta razón, a continuación te mostramos varias opciones para recuperar ese sentimiento de «vida» y libertad que necesitás.

Movete

Realizar ejercicio es una decisión muy sabia por muchas razones. No solo mantiene nuestro cuerpo saludable y en forma, sino también a nuestra mente.

Estudiá algo nuevo

El estudio nos permite mantener nuestra mente siempre nítida y en constante actividad. Varios estudios científicos han demostrado que estudiar constantemente disminuye las posibilidades de padecer problemas cognitivos en la tercera edad. Así que estudiar nos ayuda a sentirnos vivos.

Jugá a un juego de mesa

Los juegos de mesa entretienen y muchas veces nos ayudan a utilizar nuestro ingenio. Además, se pueden disfrutar en compañía de amigos o familiares para alejarnos un poco de la tecnología que tanto nos satura a diario. Intenta armar varias jornadas de juegos de mesa y verás el cambio positivo que tendrá sobre tu vida.

Un rompecabeza por ejemplo, es una de las mejores opciones que combina no sólo el ejercicio congnitivo y el trabajo intelectual, también logra activar al mismo tiempo el cerebro y el juego, lo que lo hace efectivo y divertido.

Escuchá las noticias en otro idioma

Escuchar las noticias en otro idioma nos ayuda a estimular nuestro cerebro. Estarás practicando un idioma que te gusta e informándote al mismo tiempo.

Habla con un desconocido

Hablar con un desconocido puede comenzar como algo incómodo, sobre todo si sos tímido. Sin embargo, rápidamente podrán crear una conexión que te ayudará a fortalecer tu autoestima. Intentalo cuando estás en una fila, en el banco o el teatro.

Tomá una fotografía cada día

Tomar fotografías a diario te puede ayudar a cultivar tu creatividad. Al principio puede parecer que no sos una persona creativa o que no es lo tuyo, pero enseguida vas a ver cómo, poco a poco, comenzás a distinguir patrones en tus fotos, a tenerte más confianza y a observar el mundo a tu alrededor.

Dibuja algo

Dibujar es uno de los modos de activar la parte del cerebro que usamos menos, sobre todo si nuestro trabajo no se relaciona con nada artístico ni creativo. De esto modo, dibujando un poco en cada momento libre es que logramos descansar nuestro cerebro y nos adentramos en nuestra creatividad. Vos y una hoja de papel, aunque dibujar no sea lo tuyo. ¡Probá!

Leé un libro

Leer un libro es otra opción para entretenernos y, al mismo tiempo, alimentamos nuestro vocabulario y fantasías nuevas. No hay nada mejor que un libro para viajar en el tiempo, en el mundo, pero sin moverte de tu silla. La lectura fomenta tu imaginación y permite que nuestro cerebro esté constantemente activo.

Dejá tu teléfono a un lado

Siguiendo en la misma línea, dejar a un lado tu teléfono es una buena opción para vencer tu adicción tecnológica. A veces, no nos damos cuenta que estamos encerrados y lejos de sentirnos «vivos». Puede que muchas veces se deba a que en vez de mirar hacia dónde vamos, estamos mirando a nuestro celular.

Deja tu celular por unas horas, días, lo que sientas necesario. Desintoxícate, despertá y mirá al mundo.

También te recomendamos bajar tu ritmo con nuestro programa de tratamiento de estrés, basado en las técnicas del mindfulness. Pedí tu consulta, conocé el método y empezá a sentirte mejor con vos mismo y con tu entorno.

Fuente: vix.com