“La caja de la ira” una efectiva herramienta para el berrinche infantil

Se trata de un método pedagógico de gran éxito, ya que se utiliza como método para reconocer y controlar una de las emociones más complejas de procesar para un niño.

Para un niño, la rabia es como un monstruo que se apodera de todo lo que encuentra a su paso, uno incontrolable y muy dañino. ¿Cómo hacer para que un niño sea capaz de enfrentarse a este gran monstruo? La psicóloga Marina Martín creó un juego que ayuda a los más pequeños a canalizar su ira, se llama “La caja de la rabia”.

Para ellos, esta actividad no es más que un juego, y sin embargo puede suponer una fantástica herramienta para enseñarles a lidiar con una de las emociones más complejas e incontrolables. La ‘Caja de la rabia’ sirve para que el niño aprenda a controlar su momento de enfado y consiga tranquilizarse antes de actuar de forma incontrolada o destructiva. ¿Querés saber cómo se juega?

  1. El cuento:

Primero contale la historia de Roberto (o el nombre que prefieras), un niño que un día tuvo un mal día en la escuela y también en casa, porque no conseguía lo que deseaba y todo le salía al revés. En algún momento de este monstruoso día, estalla en berrinche y llantos incontrolados. En ese momento que Roberto sentía mucha rabia, un enorme monstruo salió de él y comenzó a romper todo lo que encontraba a su paso. Roberto, al ver el destrozo que ‘su monstruo’ había provocado, intentó arreglar todo, y tiempo que iba a poniendo todo en su lugar, el monstruo se hacía más y más chiquito, hasta desaparecer.

Esta historia, por cierto, está basada en un famoso cuento: ‘Vaya rabieta’, de la escritora Mireille d’Allancé.

  1. El dibujo:

Decile a tu hijo que cada vez que sienta mucha rabia o se enoje, como Roberto, tiene que hacer un dibujo de la rabia que siente, como él quiera con el mayor detalle posible: ojos, manos, pies. Para eso, ofrecele una hoja en blanco y lápices de colores. Ése será su monstruo de la rabia.

  1. La caja:

Busca una caja vacía (o un tarro, cualquier cosa sirve) y “encerrá” el dibujo en la caja. Y explicale al niño que el monstruo de la rabia ya no va a poder salir.

Porqué la ira también es importante para los niños

La ira es una de las emociones básicas presente en todas las personas. Obviamente, también en los niños, aunque se aprende a canalizar con el tiempo.

La primera vez que el niño descubre que la rabia que siente puede resultar terriblemente frustrante es a los 2 años aproximadamente. Es la etapa por excelencia de las rabietas. La ira puede hacerles perder el control y estallan en gritos, llantos, todo el berrinche y en cualquier lugar. Pero la ira, aunque nos cueste creerlo, es necesaria. Nos ayuda a seleccionar lo que nos gusta de lo que no nos gusta, lo que nos agrada de lo que nos desagrada.

La ira debe ser vista como un mecanismo de defensa. Estalla cuando nos sentimos amenazados (a nivel físico o psiológico). ¿Qué nos produce enfado? ¿Por qué? ¿Cómo podemos solucionarlo?

Ayudá a tu hijo a transformar la ira en algo positivo, una forma de conocerse mejor a sí mismo y de conocer mejor a los demás. Lo mejor es enseñar a los niños a entenderla, y no tanto a evitarla. Encontrá más consejos sobre lo que es mejor para tu hijo y aprendé a reconocer sus etapas con nuestro programa Mamá Full.

Fuente: guiainfantil.com