En estas fiestas ¡ganá felicidad, no kilos!

No es para privarse pero sí para cuidarse, al fin que es una época para pasarla bien y no terminar con una indigestión o aumentando lo que tanto te costó bajar.  Seguí estos consejos para cuidarte.

En esta época de fiestas y reuniones con familias y amigos, trae además de felicidad y otras muchas cosas positivas, algunas otras tentaciones de las que después acarrean arrepentimiento. La idea es que sin privaciones, con algunos consejos y un poco de control de antojos, no ganes los kilos que tanto costaron perder para el verano.

  1. Planeá las comidas

En los días ajenos a las celebraciones podés mantener tu dieta regular. Puede ser algo diferente por ser una fecha especial pero para no superar la carga calórica recomendada, es mejor que planifiques el menú con anticipación. Hay muchas recetas saludables para las cenas festivas, que a diferencia de muchas comidas tradicionales, no tienen demasiadas calorías ni grasas.

  • Descartá las frituras, embutidos y/o azúcares.
  • Opta por menús que incluyen frutas, vegetales y carnes magras.

Sugerencias

  • Ensaladas de pasta o vegetales
  • Verduras salteadas
  • Pescado al horno o a la plancha
  • Pechuga de pollo o pavo
  • Postres de frutas
  1. Comé moderado, sin remordimientos

No se trata de perder el control por el simple hecho de estar en navidad. Sin embargo, no es oportuno prohibirte comidas que deseás, y mucho menos sentir remordimientos. Si querés disfrutar sin que afecte a tu peso corporal, tené en cuenta que la clave es comer de forma moderada.

Porciones pequeñas sacian el deseo, quitan ese antojo de comer algo rico, y así evitás que, más tarde, la ansiedad te lleve a hacer malas elecciones alimentarias.

  1. No te saltes las comidas principales

Es muy común que muchos apliquen la falsa creencia de “ahorrar calorías”. Algunos optan por saltarse una de las comidas principales para disfrutar de la cena. Lo cierto es que las comidas habituales deben respetarse. Dejar de comer implicará una mayor sensación de ansiedad y, más tarde, puede conducir a comer más de lo debido.

Lo ideal es mantener la regla de comer tres platos principales, en porciones pequeñas, y, durante las comidas, moderar las cantidades.

  1. Elige bebidas saludables

No arruines tu alimentación con bebidas cargadas de azúcares y calorías. Las gaseosas y las bebidas alcohólicas tienen todo para hacerte ganar unos cuantos kilos. Aunque muchos las prefieren como acompañantes, lo mejor es buscar alternativas más saludables para no sobrecargar el cuerpo. Solo una copa para brindar y agua el resto de la noche será suficiente para mantenerte.

Sugerencias

  • Durante el día tratá de tomar entre 6 y 8 vasos de agua. Esto te ayudará a controlar la ansiedad y facilitará los procesos de desintoxicación de tu cuerpo.
  • Consumí durante la cena una copa de vino tinto. Es una bebida saludable que, en pequeñas cantidades, no aumenta de peso.
  • Prepara cócteles y bebidas sin alcohol para probar sabores diferentes y evitar las gaseosas.
  • Consumí infusiones (el té helado es un exelente compañero aperitivo) y jugos naturales.
  1. Mantenete en actividad

Si te ponés a pensar, en la época navideña tenés muchas oportunidades para activar tu cuerpo y dejar de lado el sedentarismo. Las actividades físicas, ayudan a incrementar el gasto energético del cuerpo y promueven la quema de un extra de calorías

  • Podés aprovechar la compañía de tus familiares y amigos para realizar alguna actividad deportiva.
  • Podés salir a caminar o trotar en las mañanas ya que el clima acompaña a levantarse más temprano.
  • Podés bailar durante las celebraciones.
  1. Escuchá a tu cuerpo

¿Estás comiendo porque sentís hambre o por gula? Tu cuerpo siempre te envía señales cuando ya ha recibido el “combustible” suficiente. Por eso, y para evitar los excesos, tratá de comer en pequeñas porciones, hasta que percibas una sensación de saciedad. Disfrutá de todos los platos que quieras, siempre en su justa medida. Si te sentís satisfecho, no comas aunque te lo ofrezcan.

Fuente: mejorconsalud.com