¿Cómo afectan a la salud la compañía y la soledad?

La medida de equilibrio entre la soledad y la sociabilidad sería clave para la salud mental y física. Aunque en un principio puede parecer una situación idílica, la soledad puede llegar a resultar perjudicial para la salud, por lo que deberemos aprender a gestionarla.

Un grupo de investigadores norteamericanos de la Asociación Mental Health Foundation, analizó una serie de estudios sobre los efectos del aislamiento social y concluyo que la soledad incrementa el riesgo de padecer una muerte prematura a causa de afecciones cardíacas. También evidenció que las personas que tienen entre 18 y 34 años, afirmaron sentirse más solas que los que superan los 50.

En coincidencia, la Universidad de Harvard también publicó un artículo en el que se explicaba que no tener amigos en la juventud incrementa los niveles de fibrinógeno, la proteína que se encarga de coagular la sangre. Una cantidad excesiva de esta proteína aumenta la presión sanguínea y los depósitos de grasa en las arterias, lo que, a largo plazo, puede acabar causando un infarto.

En ese “no tener amigos” se incluyen también los virtuales. Es decir, tenerlo o no en las redes sociales. Según un estudio presentado en la reunión anual de la American Psychological Association, la gente que cuenta con sólo cinco amistades en Facebook o Instagram, tiene un 20% más elevados los niveles de fibrinógeno que aquellos que tienen más de 25.

Formas en que la soledad afecta a tu salud

En general, es necesario que te quedes solo de vez en cuando. Mentalmente podrás liberarte de muchas cargas y la soledad te da la oportunidad de centrarte en alguna actividad relajante. Sin embargo, acostumbrarse a ella no es bueno ya que provoca:

  • Variación en el peso

La soledad promueve una mala alimentación, ya sea porque cocinar para una sola persona, se prepara de más o ni siquiera se hace, o se termina en casas de comidas. Así la alimentación es mala y/o se saltean comidas fundamentales. La Universidad de Tecnología de Queensland (Australia) realizó un estudio con personas que viven solas donde resultó que los solitarios son más propensos a tener dietas poco saludables.

  • Enfermedades por más tiempo

Estar solo mucho tiempo o sentirse desprotegido es peligroso. La Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos realizó un estudio sobre la soledad, en el que comprobó que el aislamiento percibido (es decir, sentirse solo, incluso si no lo estás) podría aumentar el riesgo de muerte prematura en un 14%.

  • Superficialidad

The Journal of Consumer Research publicó un estudio que muestra que las personas solitarias son más propensos a centrarse en objetos materiales. Esto les da una felicidad instantánea porque sus nuevos complementos los harán sonreír al momento de obtenerlos. Aún más cuando son artículos personales ya que generan sensación de felicidad temporal

  • Disminuye la capacidad intelectual

Comparar distintos puntos de vista y escuchar opiniones te reta y motiva. Lo contrario, aislarte y evitar el diálogo o las discusiones de ideas, podría tener un mayor riesgo de desarrollar problemas de memoria a medida que avanza la vejez. La compañía te ayuda a estimular las neuronas de tu cerebro, tal como lo sostiene un estudio del Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry. Se estimó que las personas que viven solas tienen de 70 a 80% más de probabilidades de desarrollar demencia que aquellos con compañía en el hogar. Y que quienes se sentían solos, eran 2.5 veces más propensos a desarrollar problemas cognitivos.

Al final, parece que la compañía es necesaria para vivir con salud. En estos tiempos de fiestas nada mejor que reunirse con amigos y aprovechar de estar en familia, es la mejor excusa para dejar de lado todas las sensaciones de soledad y hacerle bien a tu salud física y mental.

Fuente: vidasanaweb.com.ar; mejorconsalud.com